Primavera estudiantil desbrozar las malas hierbas, y eu-ca-listos para desarrollar la permacultura, la revolución de una brizna de paja

2 Mar

Ya hemos hablado mucho sobre las malas hierbas, como reconocerlas, y no dejarse engañar por el asombroso parecido con las otras plantitas, las que nos interesan, por que sanan o  dan fruto, o sombra o buen rollo o algo.

La comparativa puede servir para ilustrar un poco como está el campo.

-De un lado tenemos a los fachas, burócratas, religiosos, peperos, uniformados y demás alimañas, que vienen a ser los monocultivos, tránsgenicos bajo el mar de plástico de el Ejido, la esclavitud en su máxima expresión aplicada a los vegetales,  el consumo máximo de recursos energéticos y para evitar competencias el resto de la tierra tiene que ser condenada a barbecho o desierto y cualquier ser vivo animal o vegetal que intente medrar será aniquilado con todos los medios disponibles y así en el campo  solo hay pinchos y  flores de plástico encima de humanos que comen estos alimentos.

-Eu-ca-listos, son los bienintecionados, las bases, trabajan mucho, buena gente, pero se olvidan del respeto la libertad y la diversidad, no se meten con nadie, y si pueden te echan una mano pero como están plantaos y no pueden, no te la echan. Los eu-ca-listos, son verdes, árboles, echan raíces prontas, tienen un crecimiento muy rápido a costa de  esquilmar todos los nutrientes de la tierra, evitando que cualquier otra planta crezca a su alrededor o después.

Cuando son lo suficientemente grandes,los eu-ca-listos son cortados y mezclados con pruductos químicos muy contaminantes y sometido a procesos muy sofisticados avanzados y pestilentes  cuyo principal utiliadad es producir celulosa para poder imprimir los decálogos o consensos o limpiarse el culo y seguir contaminando, se retroalimenta, pero a costa de producir desertización,

Que nos queda:

-el campo, para empezar ya  tiene puertas, o dueño en su mayoría, cualquiera que haya intentado buscar un sitio tranquilo para descansar o pasear en el campo habrá notado que está todo vallado, con guardias armados que te hacen preguntas insolentes y al final  te dicen que te puedes quedar un rato.Y para continuar cualquier planta, fruto o bien que pueda producir ha sido priv-atizado, buro-cratizado o aniquilado. Aunque al ser tan grande aún quedan enormes zonas libres, con posibilidades.

Poco a poco después de reconocer las malas hierbas,y especies invasoras  podemos dedicarnos a las cosas importantes, lo único que nos  interesa, es lo que podamos hacer nosotros los amigos, al enemigo hay que conocerle, pero tampoco hay que rayarse, tenemos un montón de cosas importantes que hacer, como para perder el tiempo , si le dedico tanta energía, es porque es el problema que tenemos ahora, el obsta-culo en el camino.

Pero una vez re-que-te-conocido, nombrado, mostrado, des-enmascarado, podemos proseguir el camino, nuestro camino que es único que vale la pena.

-Perma-cultura.- algo así  como  cultura permanente. Creación de sistemas agrícolas o sociales  para  contrarrestar el uso de métodos agroindustriales destructivos. Permacultura es un término genérico que engloba la aplicación de éticas y principios de diseño universales en planificación, desarrollo, mantenimiento, organización y la preservación de hábitats aptos para sostener la vida en el futuro.

Busca cuidar la Tierra y las personas al mismo tiempo, y encontrar modos en que los elementos se aprovechen en diferentes direcciones dentro de un mismo sistema.

Obsérvense las similitudes con las ideas libertarias o anarquistas, cuyos pilares fundamentales son simples: Libertaz, amor, humor, respeto, colectividad y multi-kultur.

El análisis de la situación, agrícola, social, economíca me aboca a una visión un tanto catastrofista, en la que el desierto, los eucaliptos, los pinchos, y los vertederos y contaminantes  los inundan todo,  sin embargo ideas como las de Masanabu Fukuoka son un rallo de sol que iluminan una época oscura, y ponzoñosa como casi todas la de la historia-que no de la prehistoria-, la esencia del método de Fukuoka es reproducir las condiciones naturales tan fielmente como sea posible de modo que el suelo se enriquece progresivamente y la calidad de los alimentos cultivados aumenta sin ningún esfuerzo añadido. Hay dos ideas que me gustan especialmente de Fukuoka, la primera es tremendamente esperanzadora, en su libro la Revolución de una brizna de paja  viene a decir que cuando crean  estos sistemas naturales, que se retroalimentean y  autogestionan, estamos ganando una batalla que seguirá siéndolo mucho tiempo después de que dejemos de luchar, es como una bomba de relojería, que no para de explotar, todas las primaveras,

Y la otra es el no hacer  , o más exactamente no intervenir o forzar las cosas, o intervenir sólo hasta donde sea necesario, y lo mínimo posible. Es una filosofía para trabajar juntos con la naturaleza y no en contra, de observar prolongadamente y atentamente en lugar de trabajar mucho y descuidadamente, de considerar las plantas y los animales en todas sus funciones en lugar de tratar a los elementos como sistemas de un solo producto”.

Ya está el jipy, gritarán algunos, cierto es que muchos de mis mejores amigos son llamados así, y que son los únicos que mantienen la cordura y la sonrisa durante décadas de desilusión colectiva  en las que cualquier otro movimiento social ha sido fagocitado por el mercado.

Bueno que me voy, por las ramas, lo que quiero decir es que hay muchísimas personas luchando todos los días por nuestra libertad, por que o es de todas o no es, en comunidades, pueblos y tierras ocupados, centros sociales autogestionados, colectividades,  talleres,  y lo consiguen todos-los-días-uno-detrás-del-otro, cada uno es una victoria, y por eso cada vez que abandonamos nuestras zonas liberadas  y pasamos por Babilonia las fuerzas del orden y la ley nos persiguen constantemente, por libres, saben que somos muy peligrosos y sobre todo contagiosos.

Es bastante simple, perma-multi-Kultur, si crees en algo, hazlo, no hace falta tener lo todo claro, solo lo importante, y si lo más importante, es ser libre, y  lo colocas por encima de todo, entonces si que la estás liando parda, una autentica insurrección personal, impredecible, incontrolable, invencible.

Ni siquiera necesitamos luchar, enfrentarnos al enemigo en el campo de batalla, donde nos aplastarán con sus armas y su mal rollo. Una de nuestras posibles estrategias que no está siendo convenientemente desarrollada es la de descolocar al enemigo, hacerlo caer en nuestro terreno, el del buen rollo y que quede muy claro que no estoy diciendo que les abracemos, ni les demos flores, ni policía únete, ni nada parecido, al enemigo ni agua, no es posible razonar con ellos, ya que nos han declarado la guerra a nosotras estábamos tan tranquilas. Si quieren que entreguen las armas, y luego hablamos.

Lo que trato de decir es que si hay una guerra, como parece ser el caso, a nosotras solo nos puede beneficiar la de guerrillas, y puesto que su jugada parece ser el Fascismo Simpático, nuestra estrategia podría ser la de la guerrilla simpática, utilizar nuestras posibilidades, sin mucho peligro, sin apenas violencia, eso ya vendrá cuando estemos preparados,ahora solo podemos usar las armas  de que disponemos-. inteligencia, imaginación,  contundencia,  y sobre todo utilizar la fuerza del adversario para derribarlo, como en el taichi, que se estampen contra la pared, o se caigan por el precipicio por que van ciegos de odio, y con el casco no ven.

Y nosotros mientras tanto a organizarnos, colectivizarnos, -multikulturizarnos, libertirnos…

Y a esperarlos en el campo, creando vergeles de vida y libertaz, ahora en las ciudades te persigue la poli-cia, o la stasi, por eso la única revolución posible al igual que lo fue aquí tan-bien, en el 1936, tiene que ser rural, rustica, agrícola, en las ciudades, industrial, y colectiva, pero el campo es fundamental, tenemos que comer y súper-vivir.

En las ciudades ya lo hicimos un poco el año pasado, en algunas plazas:

Liberamos el espacio, lo colectivizamos, nos organizamos, y  en lo importante, improvisamos, sin reglas, al menos unos cuantos lo teníamos claro, cristalino como el agua, lo de la libertad, el respeto, y to el rollo jypi.

Y como no podía ser de otra forma, funcionó, cada una aportamos lo que pudimos sin esperar nada a cambio, lo que das es lo que te llevas, lo que te guardas te lo pierdes.

Esa es la verdadera condición humana, la entrega a la banda, la tribu,  la colectividad, y todos somos uno, algo que cualquier indígena tiene claro, y por eso son tan duramente aniquilados.

Al igual que los indígenas, en algunos extraños momentos de la historia, a nosotros los blanquitos también, nos sentimos todos uno, recordando un tiempo antiguo, como un dejavu, que nos cuesta creer, y achacamos a fuerzas telúricas, antes que relajarnos y disfrutar de nuestra condición humana, colectiva, indígena, casi jipy.

No estoy en los mundos de Yupi, no, estoy anal-izando la primavera valenciana, con sus flores marchitas de 15memos, sus brotes verdes pisoteados por las botas de los maderos, y las malas hiervas  aprovechando todo el estiércol que puede contener un partido político cualquiera para retro-alimentarse.

Y por eso me remonto al mayo del año pasado y quiero recordar como al menos los primeros 30 días, el sueño ocurrió, pasamos a ser auto-suficientes, auto-gestionados, respetados, unidos, liberados, teníamos todo lo que necesitábamos para supervivir hasta alimento para 2 meses, nos las pintábamos muy felices, y crecíamos como brotes verdes, mientras a nuestro lado también crecían malas yerbas comunistas y equofascistas, que nos robaban la comida, no para alimentarse ellos, sino para que nos faltaran los nutrientes y no encaráramos raíces en las plazas.

Y por eso ahora me cuesta tanto llegar al meollo del asunto por que las malas hierbas, o los  eucaliptos, que  huelen a fresco y dan sombra, y celulosa, y decálogos y libertad constituyente  como  son transgenicas, y  lo inundan todo no solo es que sean malas en si mismas, que lo son, es que al ser invasoras atacan la diversidad, y por eso tenemos que dedicar tanto tiempo a arrancarlas de raíz,  o a luchar para que los brotes verdes puedan germinar, y medrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: